• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
951 459 771

Servicios de psicología en Málaga


Mis especialidades

En Psicóloga Claudia Núñez, tengo mi gabinete situado en Málaga, cuento con los mejores y más modernos servicios de psicología.

Psicología Sanitaria en Adultos. Evaluación e intervención en:

Depresión

¿Te encuentras en una situación depresiva y necesitas ayuda para superarlo? En Psicóloga Claudia Núñez, en Málaga, podrás encontrar la ayuda que necesitas. La depresión es una situación emocional que afecta nuestro estado de ánimo, y que se presenta tanto en mujeres como hombres de todas las edades. Las terapias de Psicóloga Claudia Núñez tienen el objetivo de sanar a nuestros pacientes emocionalmente, haciéndoles recuperar su confianza y autoestima. Si estás en una situación de depresión, o crees que puedes estarlo, no dudes en pedir ayuda.

Ansiedad y Estrés

El estrés:
La respuesta de estrés es fruto de una activación fisiológica de nuestro organismo automática e involuntaria que se produce ante situaciones en las que existe una percepción de peligro para el individuo o de demanda importante.
 
Esta respuesta produce en nuestro organismo unos cambios fisiológicos que nos preparan para hacer frente al peligro o a la demanda a la que nos debemos enfrentar, entre los que destacan un aumento de la presión arterial, aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la tensión en los músculos, aumento del riego sanguíneo al cerebro, aumento de la secreción de adrenalina, disminución del riego sanguíneo a la piel y al sistema gastrointestinal, entre otros.
 
La respuesta de nuestro organismo está diseñada para que nuestro cuerpo disponga de energía para hacer frente al peligro y por tanto no es problemática en sí misma. El problema surge cuando esta repuesta de estrés se da con mucha frecuencia o durante tiempo prolongado. Es entonces cuando aparecen las consecuencias negativas del estrés.
 
El problema de la persona estresada es que percibe muchas demandas a las que ha de enfrentarse y por tanto activa su organismo con mucha frecuencia, forzándolo en exceso y por lo tanto produciendo síntomas físicos y psicológicos.
 
Entre los síntomas más típicos encontramos los dolores de cabeza y espalda, malas digestiones, taquicardias, dificultades de concentración y olvidos frecuentes, mareos, insomnio, nerviosismo y preocupaciones, irritabilidad, ansiedad.
 
Sin embargo, el estrés puede generar multitud se síntomas y alteraciones en nuestro organismo y a largo plazo el desgaste producido por la activación repetida de nuestro cuerpo puede generar enfermedades graves.
 
La ansiedad:
Si sientes ansiedad y no sabes cómo controlarla, en mi consulta encontrarás la solución. Existen varios motivos por los que puedes sufrir ansiedad:
Ritmo de vida rápido.
Problemas en el trabajo, familia, amigos, etc.
Es recomendable para tu bienestar saber controlar las situaciones de ansiedad para que no se conviertan en un problema de salud, y en Psicóloga Claudia Núñez encontrarás la ayuda que necesitas.

Si quieres ponerte en contacto, no dudes en llamar al 951 459 771.

Pánico y Agorafobia

Sobre el pánico:
La ansiedad en sí misma es una emoción normal que todos podemos sentir en algún momento. El problema se produce cuando esta ansiedad es demasiado intensa, demasiado frecuente o perdura demasiado en el tiempo y llega a interferirnos en el desarrollo normal de nuestra vida o incluso a limitárnosla gravemente. Entonces es cuando dejamos de hablar de una emoción normal para empezar a hablar de un trastorno de ansiedad.


Existen diferentes trastornos de ansiedad. Quizás el más destacable es el trastorno de pánico que se caracteriza por la presencia intensa y repetida de un miedo muy intenso que suele acompañarse de síntomas como palpitaciones y taquicardias, sensación de ahogo o falta de aire, sudoración, temblores y sacudidas, sensación de atragantarse, opresión o malestar torácico, náuseas o molestias abdominales, inestabilidad o mareo, sensación de irrealidad, miedo a perder el control o a volverse loco, miedo a morir (generalmente de un infarto o de un derrame cerebral), parestesias (adormecimiento u hormigueo de diferentes partes del cuerpo) y escalofríos o sofocaciones. Sabemos por nuestros pacientes que vivir una crisis de pánico es una experiencia muy negativa, especialmente si es la primera.


La mayoría de ellos acudieron a un servicio de urgencias porque creían estar padeciendo un problema físico grave. Sabemos también que tras la primera crisis suele aparecerles mucho miedo a experimentar nuevas crisis de pánico lo que les lleva a observar mucho su organismo y evitar la realización de deportes u otras actividades que supongan acelerar en alguna medida su organismo.


Es fundamental en este trastorno, y así lo hacemos con nuestros pacientes, asegurarles que nada malo les puede suceder a consecuencia de una crisis de pánico puesto que nuestro organismo está perfectamente preparado para generar crisis de pánico sin que le suceda nada malo, por ejemplo ante un león o ante un atracador. Sin embargo sabemos que este argumento no les es suficiente para eliminar el miedo a una nueva crisis.


En cuanto a la agorafobia:
En un porcentaje elevado de casos con crisis de pánico se desarrolla sintomatología agorafóbica, que se trata de miedo intenso a encontrarse en situaciones en las que, en el caso de presentar una crisis de angustia pude resultar difícil (o embarazoso) escapar de la situación o recibir ayuda. Las personas con agorafobia temen un conjunto característico de situaciones entre las que se incluyen estar solo fuera de casa, mezclarse con la gente o ir a lugares concurridos, pasar por un puente, viajar en tren, metro o autobús, o ir al cine, o evitar reuniones sociales por miedo a quedar en ridículo en el caso de tener una crisis de angustia. Es muy típico que los pacientes agorafóbicos oculten a los demás sus temores y adapten su vida a lo que la agorafobia les permite hacer. En muchas ocasiones ponen excusas a los demás para evitar las situaciones que les angustian, lo que puede llegar a limitar la vida y la autonomía para salir fuera de casa hasta el extremo. La agorafobia también pude darse en personas que nunca han padecido con anterioridad una crisis de pánico, aunque es un fenómeno muy poco habitual.

Fobia Social

Se trata de un temor acusado y persistente a una o más situaciones sociales, bien ante personas desconocidas o ante la actuación en público. La persona cree que puede ser evaluada por los demás (por miedo a ser humillado, a que descubran que está nervioso, a que piensen que es tonto o patoso, a no saber hablar o qué responder, etc.) de una forma negativa. Normalmente va a evitar las situaciones sociales. Algunas de las situaciones temidas pueden ser: iniciar y mantener conversaciones, mostrar desacuerdo, hablar en público, comer con gente, etc.

Insomnio

El insomnio es considerado como una dificultad para iniciar o mantener el sueño o la imposibilidad de tener un sueño reparador. Suele generar fatiga diurna asociada y a la larga puede generar malestar y/o deterioro social, laboral o personal.

Obsesiones y compulsiones

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivos y no deseados, mientras que las compulsiones son conductas repetitivas o actos mentales que un individuo se siente impulsado a realizar en respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que deben aplicarse rígidamente. Mientras que el contenido específico de las obsesiones y las compulsiones varía entre los individuos, ciertas dimensiones de los síntomas del TOC son comunes, como los síntomas de limpieza (las obsesiones de contaminación y compulsiones de limpieza), la simetría (obsesiones de simetría y repetición, compulsiones de contar y de orden) y los pensamientos tabú o prohibidos (p. ej. de agresión, sexuales, y obsesiones y compulsiones relacionadas con la religión) y de daño (p. ej. el temor a hacerse daño a uno mismo o a otros y compulsiones de comprobación relacionadas).

Hipocondría

El trastorno de ansiedad por enfermedad implica una preocupación por tener o adquirir una enfermedad médica grave no diagnosticada. No aparecen síntomas somáticos o, si lo hacen, sólo son de intensidad leve. Una evaluación completa no logra identificar una afección médica seria que justifique las preocupaciones de la persona. Pese a que la preocupación se podría deber a la señal o sensación física no patológica, la angustia del individuo no proviene fundamentalmente de la propia dolencia física, sino más bien de su ansiedad sobre la importancia, el significado o la causa de dicha dolencia (esto es, la sospecha de un diagnóstico médico). Cuando existen una señal física o un síntoma, a menudo se trata de una sensación fisiológica normal (p. ej. los mareos), una disfunción benigna y autolimitada o un malestar corporal que no se considera generalmente indicativo de enfermedad (p. ej., los eructos). Cuando aparece una afección médica diagnosticable, la ansiedad y la preocupación de la persona son claramente excesivas y desproporcionadas a la gravedad de la enfermedad.

Adicciones: alcoholismo, tabaquismo y ludopatía

La característica esencial de las adicciones es la pérdida de control. La persona con una adicción no tiene control sobre su conducta. Las causas de las adicciones son muy variadas. En muchas ocasiones existen vulnerabilidades biológicas a las adicciones. En otras ocasiones son los factores psicológicos o sociales los que conducen a la adicción. Sabemos cómo ayudarte y lograr que superes el problema. Llámanos.

Problemas de pareja y trastornos sexuales

Terapia de pareja:
Muchas parejas pasan por momentos difíciles que pueden acabar rompiendo la relación de pareja. Los motivos que llevan a una pareja al conflicto son muy diversos y complejos.
 
En ocasiones existe un claro detonante, como una infidelidad o celos, y en otras se trata de un deterioro en la relación que no consiguen entender los propios miembros de la pareja.
 
La terapia marital es lo mejor que las parejas con problemas en la relación pueden hacer para salvar su matrimonio. En mi consulta ofrezco apoyo e intervenimos para explicar las causas que han llevado a la pareja a la situación actual, detectamos los patrones destructivos que se han establecido dentro de la pareja y proponemos pautas, ejercicios y negociaciones para llegar a una solución de los problemas estable y romper las barreras que bloquean la relación.
 
Quiero ayudarte.
 
Terapia sexual:
Si tienes un problema sexual que está afectando tu vida personal y de pareja, la mejor opción es ponerte en contacto con un experto.
 
Conmigo encontrarás el mejor psicólogo especialista en terapia sexual en Málaga.

La terapia sexual es una combinación de distintos tipos de terapias, y puede ser individual, de pareja o grupal.
 
¿Necesitas más información o consultar a un especialista? Llama al 951 459 771. Mejora tu vida sexual y aprende a disfrutarla.

Habilidades sociales y autoestima

Las habilidades sociales son la capacidad de saber relacionarnos con nuestro entorno. Se dice que se es asertivo cuando somos capaces de expresar nuestra opinión, deseos, necesidades, emociones y respetar las opiniones, deseos, necesidades y emociones de los demás.
 
La autoestima es la percepción que tenemos de nosotros mismos hacia nuestra forma de ser, comportarnos, nuestro aspecto físico, carácter y personalidad y la valoración que hacemos de ello. Si el conjunto de esa valoración es positiva podemos decir que tenemos una alta autoestima. 

Técnicas de relajación

Una técnica de relajación es cualquier actividad o método que ayudan a una persona a reducir su tensión física y/o mental. Generalmente van a permitir que el individuo alcance un mayor nivel de calma, reduciendo sus niveles de estrés, ansiedad o ira.

Psicología Sanitaria infancia y la adolescencia. Evaluación e Intervención en:

Problemas de comportamiento

Los problemas de conducta pueden aparecer en alguna ocasión durante la infancia y la adolescencia. En otros casos estos problemas de comportamiento pueden ser temporales debidos al estrés, como por ejemplo: el nacimiento de un hermano/a, divorcio, adaptación a la escuela, muerte de un familiar, etc, que puede llevar al niño a comportarse mal.
 
Por otro lado, tenemos los trastornos de conducta que son de mayor intensidad. Abarcan un patrón de conductas hostil, agresivo o perturbador que suele durar más de seis meses y que suele ser excesivo para la edad del niño.
 
Es recomendable solicitar ayuda psicológica si se observa algunos de estos problemas, ya que realizar un tratamiento temprano previene el agravamiento de los síntomas.

Fracaso escolar

Si tu hijo se encuentra en una etapa donde no presta atención en su rendimiento escolar o está atravesando una situación que puede afectarle, la mejor solución es acudir a un especialista
 
En Psicóloga Claudia Núñez encontrarás al mejor psicólogo especialista en rendimiento escolar. A través de técnicas y métodos especializados, tus hijos conseguirán enfocar su atención en mejorar su rendimiento en horario escolar.
 
Si necesitas más información, no dudes en ponerte en contacto llamando al
951 459 771. Encuentra con Psicóloga Claudia Núñez la solución que estabas buscando.

Enuresis y encopresis

Los trastornos de la excreción implican la eliminación inapropiada de orina o heces y se suelen diagnosticar por primera vez durante la infancia o la adolescencia. Este grupo de trastornos incluye la enuresis (la emisión repetida de orina en lugares inapropiados) y la encopresis (la excreción repetida de heces en lugares inapropiados). Se incluyen subtipos para diferenciar la eliminación nocturna de la diurna (durante las horas de vigilia), en el caso de la orina, y la presencia o ausencia de estreñimiento e incontinencia por desbordamiento, en el caso de la encopresis. A pesar de que hay una edad mínima para el diagnóstico de ambos trastornos, éste no sólo debe tener en cuenta la edad cronológica, sino también la edad de desarrollo. Ambos trastornos pueden ser voluntarios o involuntarios y, aunque suelen darse por separado, también se ha observado su coexistencia.

Depresión infantil

Es considerado como un afecto depresivo de larga duración y se asocia a una incapacidad grave en las áreas de funcionamiento personal, social y fisiológico.
 
Hay una pérdida de interés por actividades que antes si eran placenteras para el menor. En la infancia-adolescencia se pueden presentar los siguientes síntomas: un humor irritable, baja autoestima, autorrechazo, fracaso escolar, aislamiento, comportamiento agresivo, problemas de sueño, quejas somáticas, enuresis y/o encopresis.
 
Ante la detección de cualquiera de esos signos es recomendable acudir a un profesional.

Miedos y fobias

El miedo es considerado como un fenómeno psicológico normal para el ser humano y especialmente en los niños. Por lo que se considera totalmente adaptativo que un niño tenga miedo a ciertas situaciones y objetos, lo que no sería igualmente definido si el que afronta esas situaciones es un adulto.
 
Los miedos son evolutivos, son un componente normal del desarrollo infantil. Suelen ser transitorios, no interfieren con el funcionamiento psicológico cotidiano. El experimentar estos miedos ayuda a generar y consolidar medios y recursos encaminados al afrontamiento de los mismos.
 
Por otro lado las fobias se consideran un tipo de miedo que es desproporcionado respecto al peligro de la situación, son irracionales, es involuntario (no está sujeto al control de la persona), lleva a evitar la situación temida y suele perturbar la vida normal del individuo.

Obsesiones y compulsiones

El trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivos y no deseados, mientras que las compulsiones son conductas repetitivas o actos mentales que un individuo se siente impulsado a realizar en respuesta a una obsesión o de acuerdo con reglas que deben aplicarse rígidamente. Mientras que el contenido específico de las obsesiones y las compulsiones varía entre los individuos, ciertas dimensiones de los síntomas del TOC son comunes, como los síntomas de limpieza (las obsesiones de contaminación y compulsiones de limpieza), la simetría (obsesiones de simetría y repetición, compulsiones de contar y de orden) y los pensamientos tabú o prohibidos (p. ej. de agresión, sexuales, y obsesiones y compulsiones relacionadas con la religión) y de daño (p. ej. el temor a hacerse daño a uno mismo o a otros y compulsiones de comprobación relacionadas).
 
Debemos saber que existen determinados rituales que forman parte del desarrollo de una infancia normal, presentando cierta especificidad en relación con la edad. Al principio de la adolescencia disminuye la frecuencia de estos comportamientos. Los adolescentes empiezan a utilizar estrategias de afrontamiento más realistas y eficaces.
 
Las obsesiones y compulsiones que presentan los niños y adolescentes siguen los mismos temas que las de los adultos (contaminación, agresión, religión, limpieza, orden, etc.). Se ha descrito que los niños pequeños refieren obsesiones con menor frecuencia, ya sea porque su inmadurez cognitiva no les permite reconocerlas como ideas absurdas y molestas o porque su contenido les causa temor.
 
Es frecuente que los pacientes involucren a sus padres en la realización de compulsiones. Es posible encontrar pacientes que sólo presentan rituales.

Déficit de atención e hiperactividad

El trastorno de hiperactividad es una conducta con origen neurológico, actualmente entre un 3 y un 5% de la población infantil lo presenta, normalmente se manifiesta como déficit de atención y como exceso de actividad motora, está influido por factores tanto genéticos como ambientales y regularmente es detectado en la infancia.
 
Para ayudar con este problema es que en Psicóloga Claudia Núñez contamos con tratamiento de la hiperactividad y TDA, enfocado a todo aquel niño que presente este trastorno; sabemos que lidiar con problemas de atención puede afectar de manera considerable en el desarrollo y crecimiento de cualquiera, es por eso que esta terapia es llevada por un profesional de amplia experiencia en el tema.

No permitas que tu hijo continué con este trastorno, tráelo a Claudia Luna Núñez Ruíz donde podrá llevar un Tratamiento de la hiperactividad y TDA adecuado a sus necesidades.
 
Nos ubicamos en Málaga así que no dudes en visitarnos o bien, llama al 951 459 771 donde con gusto te atenderemos y ayudaremos. Concreta una cita hoy mismo.

Agresividad infantil

Podemos entender que generalmente hablamos de agresividad para referirnos al  hecho de provocar daño a una persona u objeto, ya sea éste animado o inanimado. Así, con  el término «conductas agresivas» nos referimos a las conductas intencionales que pueden  causar daño ya sea físico o psicológico. Conductas como pegar a otros, burlarse de ellos,  ofenderlos, tener rabietas (del tipo de arrojarse al suelo, gritar y golpear muebles por  ejemplo)  o  utilizar  palabras  inadecuadas  para  llamar  a  los  demás,  generalmente  se  describen como conductas agresivas.
 
En el caso de los niños, generalmente suele presentarse la agresividad en forma directa,  como un acto violento contra una persona. Este acto violento puede ser físico, como  patadas, pellizcos, empujones, golpes, etc., o verbal, como insultos, palabrotas, amenazas.  También pueden manifestar la agresión de forma indirecta o desplazada, según la cual el  niño agrede contra los objetos de la persona que ha sido el origen del conflicto. Incluso se  da el caso de algunos niños que, en vez de manifestar su agresividad directa o indirecta  mente, lo hacen de forma contenida.
 
Los arrebatos de agresividad son un rasgo normal en la infancia. Pero algunos niños se  convierten en un problema por la persistencia de su agresividad y su incapacidad para  dominar su mal genio. Los niños agresivos hacen sufrir a sus padres, maestros y a otros  niños, utilizando todos los medios posibles. Estos niños agresivos, en muchos casos, son  niños frustrados, que acaban dañándose a sí mismos, pues aún se frustran más cuando los  demás niños les rechazan.

Sobredotación

Trastornos del lenguaje

Las características diagnósticas centrales del trastorno del lenguaje son las dificultades para la adquisición y el uso del lenguaje debido a deficiencias de la compresión o la producción del vocabulario, las estructuras gramaticales y el discurso. Las deficiencias del lenguaje son evidentes en la comunicación hablada, la comunicación escrita y el lenguaje de señas. El aprendizaje y el uso del lenguaje dependen de capacidades receptivas y expresivas. La capacidad expresiva se refiere a la producción de señales vocales, gestuales o verbales, mientras que la capacidad receptiva se refiere al proceso de recibir y comprender los mensajes lingüísticos. Las capacidades de lenguaje tienen que ser evaluadas en sus modalidades expresivas y receptivas, ya que cada una de éstas puede tener una gravedad diferente.
 
El trastorno del lenguaje normalmente afecta al vocabulario y a la gramática, y esto limita la capacidad de discurso.

Otras áreas:

Informes judiciales: civil y penal


Evaluación psicopedagógica

La evaluación psicopedagógica trata de establecer unos objetivos, analizar, recoger información, valorar e interpretar los datos obtenidos con el fin de tomar decisiones educativas respectos a los sujetos evaluados.

Evaluación capacidades cognitivas: memoria, atención, razonamiento, cálculo

La evaluación neuropsicológica (neurocognitiva) nos ayuda a conocer el funcionamiento cerebral. Es recomendable realizar cuando se han detectado síntomas o quejas relacionados con la memoria, la atención, el razonamiento, etc. Algunos signos que requieres realizar este tipo de evaluación serían cambios: en la percepción, concentración, memoria, lenguaje, razonamiento, personalidad, organización o coordinación. El cambio puede deberse a causas psicológicas o biológicas.

Coaching

El coaching es un método de instrucción, entrenamiento y acompañamiento dirigida a una persona o a un grupo de ellas, con el objetivo de conseguir alguna meta o desarrollar habilidades específicas.
 
Hay muchos métodos y tipos de coaching, y entre sus técnicas puede incluir charlas motivacionales, seminarios, talleres y prácticas supervisadas.
 
Contacta con Psicóloga Claudia Núñez. ¡Juntos encontraremos la solución!

Preparación opositores, cursos y máster

Realizamos un seguimiento y ayuda en el proceso de estudio, planteando técnicas de organización, técnicas de estudio y manejo de situaciones de estrés y ansiedad ante los exámenes.




Ofrezco tratamientos completos y efectivos